Prótesis dentales

Existen dos tipos de prótesis dentales: las prótesis fijas y removibles.

Prótesis removibles

Las prótesis removibles son aquellas de “quita y pon”. Están hechas a medida, para que se adapten perfectamente a la boca del paciente, y así evitar que se muevan. Para un uso cotidiano es imprescindible un periodo de adaptación. En el cual se realizarán las correcciones y los ajustes necesarios, hasta conseguir que la prótesis se adapte totalmente.

Prótesis fijas

Las prótesis fijas o permanentes, son fijas. No pueden ser extraídas por el paciente. Las prótesis “implantosoportadas” son la mejor opción para reponer piezas, ya que no dañan los dientes y presentan muchos menos inconvenientes que las prótesis removibles. Este tipo de prótesis se pueden poner sobre los dientes del paciente, y también sobre implantes: Los dientes artificiales son fijados con tornillos a los implantes, permitiendo así que puedan ser retirados siempre que sea necesario para limpiarlos o higienizarlos.

Contacte con nosotros, la primera visita es gratuita.

Abrir chat